Modelación integrada se refiere a la conexión de dos o más herramientas de modelación que representan diferentes sub-subsistemas. La integración puede hacerse a través de las fronteras de dos medios diferentes (ej. aire-agua, agua-suelo) o mediante la combinación de diferentes disciplinas (ej. agua, ecología, economía).

Un ejemplo en el que la integración ha ganado mucha atención es en la gestión de las aguas residuales urbanas. Normalmente, el sistema de alcantarillado, la planta de tratamiento o el sistema receptor (ej. rio) se modelan por separado, abordando los problemas en cada uno de los sub-sistemas. A pesar de que, la primera idea del modelado integrado fue presentada por Beck en 1976, solo hasta 1990 se logró tener un modelo de un sistema urbano de aguas residuales. La integración sucedió cuando el conocimiento técnico de los subsistemas, la capacidad de simulación, y los marcos institucionales habían madurado lo suficiente como para permitir la representaciones integrada de todo el sistema. Otros ejemplos que han avanzado en la modelación integrada son: modelos hidráulicos y de calidad de agua con modelos ecológicos o la integración de modelos que tienen como objetivo captar la complejidad de las interacciones entre el agua y la economía.

Existen los argumentos científicos para saber que es necesario considerar los recursos hídricos y la infraestructura como un sistema integrado en lugar de sub-sistemas separados, si se desea la protección de los recursos hídricos manera costo-efectiva. Los modelos integrados permiten al usuario entender las relaciones causa-efecto entre los componentes de un sistema de agua. Por ejemplo, en un sistema de aguas residuales los cambios en el caudal y la carga contaminante pueden afectar el rendimiento de la planta de tratamiento y por lo tanto afectar el río. Asi, representar y entender el sistema de agua en su conjunto permite obtener soluciones optimas y diseños más económicos, porque no solo se consideran los elementos individuales de un sistema pero también se tienen en cuenta las interacciones entre los diferentes subsistemas. En FlowNet tenemos la experiencia para ayudarle a personalizar el modelo integrado que mejor se adapten a sus necesidades.

Los modelos integrados se utilizan normalmente para:

  • Diseño y operación de la infraestructura hidráulica urbana.

  • Diseño de estrategias de control integrado.

  • Solucionar problemas de funcionamiento en los sistemas de agua.

  • Analizar escenarios que cruzan diferentes disciplinas.

Ejemplos de proyectos: